¿Cómo reflejan los bancos la llegada de la nueva PAC?

Desde sus orígenes en 1950, la Política Agraria Común (PAC) ha experimentado numerosos cambios que siempre apuntan hacia la mejora. Primero, fue la unidad de mercado con libre circulación de productos agrarios. Después, se fomentaron algunas iniciativas rurales. Más tarde, se apuntó hacia la manera en que la Unión Europea (UE) apoyaba al sector agrícola introduciendo un pago desvinculado de la población. Y hoy, cuatro años después de su última modificación, la PAC vuelve a estar presente en el escenario de los bancos y cajas de ahorros, pero esta vez para introducir algunas novedades que permitan: que nuestros agricultores y ganaderos puedan desarrollar su actividad de forma más sostenible, mantener la unidad en el mercado y la igualdad en el tratamiento de los agricultores y ganaderos de la UE, y que los planes estratégicos no supongan una mayor carga administrativa.